Eduportfolio y Mobile Learning en Educación Primaria: una combinación de éxito

Eduportfolio y Mobile Learning en Educación Primaria: una combinación de éxito

Documentar tu propio proceso de aprendizaje y ayudarte de dispositivos móviles para aprender en todo momento y en todo lugar, con la colaboración de las familias de los más pequeños de la casa, es la nueva experiencia que te traemos para comenzar el año 2015. ¡A disfrutarla y por un 2015 innovador!


Documentar tu propio proceso de aprendizaje y ayudarte de dispositivos móviles para aprender en todo momento y en todo lugar, con la colaboración de las familias de los más pequeños de la casa, es la nueva experiencia que te traemos para comenzar el año 2015. ¡A disfrutarla y por un 2015 innovador!

El aprendizaje mediante dispositivos móviles es una de las propuestas que más se ajustan a las necesidades de cambio que se demanda en el modelo de escuela actual. Se trata de un modo que permite responder a varios objetivos al mismo tiempo, ya que cubre las necesidades de aprendizaje en un soporte digital, potencinado el uso de las TIC como herramienta. Además, aporta otro gran beneficio, intrínseco a las características de los dispositivos: la movilidad. El mobile learning facilita salir del aula, aprender en cualquier sitio y a cualquier hora y pone a disposición del alumnado recursos que pueden usar en todo momento. Es, sin duda, una de las metodologías del futuro que ya se está abriendo paso en el presente.

Mediante la implantación de este proyecto en el aula, se persiguen los siguientes objetivos:

Facilitar al alumnado la posibilidad de aprender a cualquier hora del día y en cualquier lugar en que se encuentre, ayudando a cambiar la idea de que el aprendizaje es algo que se limita al tiempo escolar y al propio centro.

Demostrar a nuestros chicos y chicas que los móviles y las tablets tienen muchísimas más posibilidades aparte de las que ellos dominan,y que se limitan prácticamente a actividades de ocio. Es decir, además de jugar, sirven para trabajar y para aprender.

Enseñarles el manejo de algunas apps que van a llevar siempre consigo en sus dispositivos móviles. Animarles a descubrir que estas aplicaciones tienen muchos más usos que el que les proponemos para una actividad concreta y, seguramente, una vez aprendido su manejo, van a ser capaces de extrapolarlo a otras actividades de su vida.

Aprovechar los dispositivos que el alumnado tenga y pueda traer al aula, sin necesidad de obligar a las familias a realizar un importante desembolso económico a principios de curso.

Este proyecto se ha desarrollado con alumnado de 6º de Primaria del Colegio José Arnauda de Alcoy. Dado que el punto de partida es que sean los propios chicos y chicas quienes traen a clase sus dispositivos, esta experiencia sería perfectamente extrapolable a otros cursos superiores, pues es más que posible que la mayoría de ellos tengan teléfonos móviles o tabletas propias.
Indirectamente, también se involucra a las familias, ya que se requiere un trabajo previo de información a las mismas del proyecto, como autorización o consentimiento… Y también porque se fomenta que en casa instalen algunas aplicaciones y se registren en aquellas que se van a usar. Se necesita la participación y complicidad de las familias para que el proyecto pueda salir adelante. Al mismo tiempo, también es importante trabajar con la familias sobre la toma de conciencia de las ventajas que aporta a sus hijos el cambio metodológico y el modelo de escuela.

 

El proyecto se desarrolla en tres fases claramente diferenciadas:
1.- Preparación:
Ésta es una fase muy importante, a la que hay que dedicar como mínimo dos sesiones. Por una parte, es necesario informar a las familias del proyecto, sus objetivos, etc. Simultáneamente, también es fundamental conocer las posibilidades reales de implantación en el aula. Para ello, se contó con una encuesta dirigida al alumnado con el objetivo de conocer su nivel de uso y acceso a los diferentes recursos tecnológicos. Ambos documentos pueden consultarse en la presentación previa.
Una vez recibidas las respuestas, y analizados los resultados, el profesor elaboró un nuevo documento, una especie de contrato – compromiso a la que llegaba con el alumnado. Este contrato se leyó en el aula, se comentó, lo firmaron los alumnos y el tutor y se guardó en el aula para posteriores consultas.
2.- Implantación:
Esta experiencia de “mobile learning” no ha sido parte de un proyecto cerrado, sino que se trata de la suma de pequeñas actividades que se van planteando a lo largo del curso, en determinados momentos. El uso de la tecnología en el ámbito educativo no es un objetivo en sí mismo, sino una herramienta para lograr un objetivo definido de antemano. Por tanto, se usa en función de las necesidades. En todo caso, es recomendable que en la primera sesión el alumnado venga con sus dispositivos móviles al aula y se vuelva a recordar el contrato que firmaron para un buen uso de la tecnología.
3.- Seguimiento y evaluación:
Esta tercera fase sucede en paralelo a la anterior, ya que es preferible realizar un seguimiento, análisis y evaluación de cada actividad inmediatamente después de su puesta en práctica. Este seguimiento y evaluación se ha realizado a través de la cumplimentación de un portfolio personal, también digital, con la herramienta que se puede consultar en el siguiente enlace: http://eduportfolio.org/vues/view/55745

La metodología que se sigue en todas las actividades planteadas es eminentemente activa para el alumnado, ya que deben elaborar algo propio. Salvo en la primera actividad que se realice, en todas las demás se les informa unos días antes de qué aplicación van a usar, para que la puedan instalar en sus casas y así implicar también a sus padres. Del mismo modo, si tienen que realizar algún registro, se les pide que lo hagan en casa, bajo la supervisión de sus familiares, de forma que estos sean conscientes en todo momento de qué se está usando.
Para el correcto desarrollo de la actividad, es muy útil poder mostrar los pasos que han de realizar en la pizarra digital, todavía con sus dispositivos móviles apagados para evitar distracciones. Igualmente, antes de empezar se explicita cuál ha de ser el producto final que han de desarrollar. De este modo, cuando empiezan a trabajar de manera activa con sus dispositivos, el profesor les acompañará en el proceso, vigilando que realizan la actividad correctamente y ayudándoles a resolver aquellos problemas de software que puedan surgir.
Otra de las ventajas que tiene esta metodología es que se adecúa perfectamente a los ritmos de trabajo de cada alumno, favoreciendo por completo la atención a la diversidad y una educación claramente inclusiva.
Todas y cada una de las actividades realizadas tienen asociado su correspondiente desempeño o, siguiendo la nomenclatura LOMCE, su propio estándar de aprendizaje. Esta evaluación es claramente competencial, extraída ya del currículo autonómico de la etapa. En algunos casos se trataba de descriptores competenciales relacionados con “aprender a aprender”.
Para conseguir más información sobre esta increíble experiencia puedes ponerte en contacto con Enrique Peidro (@epeidro) en epeidro@colegioarnauda.org

 

Decálogo Proyecto Innovador FT

Éstos son los 3 ámbitos más relevantes de nuestro decálogo que destacamos en el proyecto ¡Muchas gracias por compartirlo!

5-1-2015 11.1.22 1 5-1-2015 11.1.50 2 5-1-2015 11.1.47 3

 

Referencias para saber más:

  • Blog del proyecto:

www.maestroenREDado.blogspot.com

  • Post: “Decálogo de Proyecto Innovador”:

https://observatorio.profuturo.education/blog/2014/09/12/decalogo-de-un-proyecto-innovador-guia-practica-fundacion-telefonica/

 

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (2 votes cast)
Eduportfolio y Mobile Learning en Educación Primaria: una combinación de éxito, 5.0 out of 5 based on 2 ratings


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *