Eliminando barreras mediante una educación digital de calidad en entornos vulnerables: iMlango

Niños con tablets Eliminando barreras mediante una educación digital de calidad en entornos vulnerables: iMlango

iMlango es una iniciativa cuyo objetivo es mejorar los resultados educativos en matemáticas, alfabetización y habilidades para la vida de 150.000 niños, incluidas 68.000 niñas marginadas, en 205 escuelas.


Educar a niños y niñas es fundamental para nuestra sociedad. La escuela, en su misión y visión, contempla actuar como motor de cambio social y posee parte de la responsabilidad en la preparación de los jóvenes para un futuro incierto, repleto de nuevos retos. Dentro de este gran desafío, existen barreras. Numerosas instituciones educativas, docentes, alumnos y familias, carecen de acceso a herramientas de aprendizaje digitales y, por lo tanto, no dispondrán de oportunidades para desarrollar una de las competencias transversales clave en la sociedad del siglo XXI, la digital.

En este marco contextual, surge iMlango. Una iniciativa cuyo objetivo es mejorar los resultados educativos en matemáticas, alfabetización y habilidades para la vida de 150.000 niños, incluidas 68.000 niñas marginadas, en 205 escuelas. La apuesta tiene que ver con ofrecer acceso a servicios y contenido de educación digital desde un programa integral de tecnología educativa.

iMlango se ha llevado a cabo en escuelas que están ubicadas en entornos rurales o semiurbanos en cuatro condados de Kenia: Kajiado, Kilifi, Makueni y Uasin Gishu. En estos lugares, los equipos locales se relacionan de manera única con los padres, las escuelas y la comunidad en general. Las instituciones educativas se identificaron teniendo en cuenta varios criterios de vulnerabilidad que incluyen: tasa de pobreza, niveles de absentismo escolar y oportunidades educativas para niñas.

La duración de la iniciativa ha sido de dos años escolares, 2015 y 2016. A pesar de una huelga nacional docente en 2015, y una situación de sequía en Kilifi desde principios de 2016, iMlango logró cumplir con la mayoría de sus objetivos, lo que sugiere que sus fundamentos de la teoría del cambio fueron acertados. Esta ha funcionado en tres niveles: individual, dentro del entorno escolar y en los hogares y las comunidades. Los cinco pilares que sustentan esta teoría del cambio son:

  • Motivación: un incentivo financiero relacionado con la asistencia de las niñas para alentar a los padres a garantizar la asistencia escolar.
  • Seguimiento y monitorización: una plataforma que registra la asistencia y las interacciones de los estudiantes con el contenido educativo, para comprender los patrones de asistencia y el progreso de aprendizaje.
  • Contenido: abarcan una variedad de temas que incluyen matemáticas y alfabetización, así como material de habilidades para la vida. Todo esto está disponible en la plataforma de aprendizaje.
  • Conectividad: suministro de internet de alta velocidad a todas las escuelas, lo que permite un aprendizaje en línea fluido.
  • Capacitación: equipar a las escuelas con la tecnología necesaria y formar a los docentes y los estudiantes para que puedan usar de manera eficiente los componentes de la solución educativa. Además, se proporciona un apoyo continuo sobre el terreno.

Las conclusiones del impacto que tuvo el proyecto en el entorno educativo keniano se resumen de la siguiente manera:

  • Asistencia: el sistema de asistencia proporcionó información sobre la naturaleza compleja y muy variada de los patrones de asistencia de los alumnos. Los datos también sugieren que existe una relación positiva entre la asistencia y los resultados de KCPE (Kenya Certificate of Primary Education) para 2016, lo que significa que una mejor asistencia probablemente genere mejores resultados de KCPE para una escuela.
  • Aprendizaje: tuvo un impacto positivo en los resultados de aprendizaje, con un progreso más pronunciado en aritmética que en alfabetización. Sin embargo, no fueron concluyentes debido a las limitaciones en el tamaño de la muestra causado por la alta tasa de deserción.
  • Iniciativa de apoyo comunitario: el 46% de los beneficiarios del incentivo financiero registró mejoras de más del 40%. Esto demuestra que eliminar una barrera financiera, incluso una tan pequeña, puede tener un impacto masivo en la capacidad del aprendiz para asistir a la escuela regularmente.
  • Aspiraciones de las niñas: los resultados de las niñas entrevistadas en la línea final mostraron que el uso de herramientas digitales de aprendizaje les había ayudado a cambiar positivamente su visión hacia la escuela.
  • Clubes de niños: los resultados muestran que la mayoría de las niñas sienten que los clubes infantiles les han ayudado a mejorar sus calificaciones (61.6%) y a aprender cosas nuevas (58.0%). Pero solo el 20.8% de las chicas manifiesta que los clubes infantiles les habían hecho sentirse más seguras de sí mismas.
  • Capacitación docente TIC: el 50% de los 266 docentes entrevistados al inicio del estudio informaron que no tenían habilidades TIC. El 84.4% terminó señalando que las herramientas de aprendizaje digital facilitaban la enseñanza.
  • Compromiso con la comunidad y sostenibilidad: el proyecto encontró un apoyo significativo por parte de las comunidades, algunas de las cuales abordaron la financiación de la electricidad y las primeras propuestas para comenzar a ganar dinero y ser autosuficiente para sostener los costes del programa.
Fuerza imlango

Leyenda de la gráfica

Para saber más, accede al espacio web de la iniciativa:

Logo imlango

¿Estás participando en algún proyecto orientado a contribuir a la mejora de la calidad educativa en entornos vulnerables? ¡Comparte tu iniciativa AQUÍ!

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *