La inclusión sociolaboral desde el trabajo de habilidades blandas en un makerspace: ME.REKA

MEREKA La inclusión sociolaboral desde el trabajo de habilidades blandas en un makerspace: ME.REKA

Un espacio inclusivo con acceso a herramientas de última generación, y programas formativos para adquirir habilidades y competencias útiles en los nuevos entornos laborales del siglo XXI.


Malasia es un país con una extensión geográfica de 330.800 km² y​ tiene una población de 27 millones de habitantes. En cuanto al Índice de Desarrollo Humano o IDH, que elabora Naciones Unidas para medir el progreso de un país, los malasios se encuentran en el puesto 59. Si observamos a la nación desde la perspectiva de los negocios, se ubica en el puesto 24 de los 190 que conforman el ranking Doing Business, una clasificación de los países según las facilidades que plantean para emprender negocios. En relación al ámbito educativo, un dato característico es que Malasia es reconocida como uno de los países con un buen sistema universitario, destacado por un índice presentado en 2016 por el British Council británico. Esto es debido al alto grado de apoyo gubernamental, y a las facilidades para beneficiarse de la globalización de la educación superior.

ME.REKA es una iniciativa malasia que surge en este contexto como espacio educativo innovador y alternativo, para desafiar los límites del diseño y la fabricación en el siglo XXI. Tiene como objetivo principal sembrar y alimentar la creatividad, desarrollando talentos y fomentando el emprendimiento. Como una empresa impulsada por el impacto social, proporcionan un espacio inclusivo con acceso a herramientas de última generación, experiencias de interés para el desarrollo desde la industria, y programas educativos y formativos para adquirir habilidades y competencias útiles en los nuevos entornos laborales del siglo XXI. “ME.REKA” es una palabra malaya que hace referencia a un colectivo, y a la vez, puede ser empleada como un verbo que representa la acción de crear.

El proyecto ha sido desarrollado por el equipo de Biji-biji Initiative, una empresa social caracterizada por defender la sostenibilidad en Malasia. El espacio acoge a emprendedores que quieren asistir a una clase magistral de un experto de la industria, estudiantes atraídos por la curiosidad de explorar un nuevo campo, miembros de la comunidad local que buscan una colaboración para diseñar y hacer realidad sus ideas y prototipos. También ofrecen eventos abiertos al público, y experiencias y charlas para cualquiera que tenga curiosidad por convertirse en un “maker”. Creen que el “maker” y emprendedor del mañana, no es un experto especialista en un solo campo, sino alguien que sea capaz de integrar diferentes disciplinas, para crear soluciones de impacto social y sostenibles.

Especial mención requiere la posición de ME.REKA en relación al ámbito educativo. Tienen claro que el futuro nos exige redefinir la forma en que vemos la educación. Las aulas requieren de una transformación que permita equipar y preparar a los aprendices para un futuro que cambia a un ritmo vertiginoso. Desde esta postura, fomentan el aprendizaje basado en proyectos prácticos y experiencias inmersivas centradas en aprender creando y construyendo. Los estudiantes trabajan en colaboración con otros y, lo más importante, se les anima a experimentar y cometer errores. El error puede suponer la mayor oportunidad de aprendizaje.

Este planteamiento pedagógico permite a los jóvenes desarrollar sus habilidades de resolución de problemas y de pensamiento crítico, promoviendo la competencia de aprender a aprender. Toda la experiencia se democratiza pretendiendo que persigan sus pasiones e intereses, protagonizando su propio desarrollo personal. Todos estos proyectos mezclan las ciencias, las artes y las personas, y se construyen desde una perspectiva transversal y STEAM.

Como empresa social, se ha apostado por ofrecer una inscripción gratuita para quien lo necesite, por cada 5 inscripciones que se produzcan por la vía normativa. El planteamiento de un makerspace es cada vez más común en todo el mundo, lo que diferencia a ME.REKA es su búsqueda incesante por convertir estos espacios en plataformas inclusivas que atiendan a la diversidad. La idea es convertir ME.REKA en una instalación que atrae, no solo a aquellos que ya tienen la determinación de hacer realidad sus ideas y proyectos, sino también a aquellos jóvenes, y no tan jóvenes, que aún no han descubierto su interés por la “cultura maker”. La aspiración es prepararlos para un futuro incierto donde el éxito depende, en mayor medida, del dominio de competencias transversales y habilidades blandas.

MEREKA

Leyenda de la gráfica

Para saber más, accede a su espacio web:

 

MEREKA

 

¿Estás participando en algún proyecto de espacios en educación? ¡Comparte tu iniciativa AQUÍ!

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *