La oportunidad de cambiar el mundo desde la escuela: Escuelas Transformadoras

Ashoka La oportunidad de cambiar el mundo desde la escuela: Escuelas Transformadoras

Escuelas que crean un entorno que permite a los estudiantes crecer como agentes de cambio: niños y jóvenes con las habilidades y la confianza para emprender cambios que mejoren el mundo que les rodea.


La educación formal es un sistema extremadamente centralizado, jerarquizado y orientado a la reproducción de conocimientos básicos y la adquisición de habilidades instrumentales desde una perspectiva individualista. Compuesto por instituciones relativamente cerradas en sí mismas, con recursos insuficientes y alejadas del concepto de colaboración entre escuelas. Un sistema que tiene complicado sobrevivir en una sociedad cada vez más caracterizada por la colaboración y los enfoques de funcionamiento horizontales. Se encuentra muy alejado de las características esenciales de la sociedad del siglo XXI: trabajo en red, creatividad y colaboración entre iguales desde diversas estrategias digitales, compuestas por plataformas y canales de distribución que conectan a miles de personas a la vez.

Bajo este panorama surge el proyecto “Escuelas Transformadoras”. Una iniciativa de Ashoka, organización global que reúne una red mundial de innovadores sociales, formada por escuelas que crean un entorno que permite a los estudiantes crecer como agentes de cambio: niños y jóvenes con las habilidades (empatía, trabajo en equipo, creatividad, entre otras.) y la confianza para emprender cambios que mejoren el mundo que les rodea.

La red comenzó en los Estados Unidos en 2009, y se extendió por 34 países. Hoy cuenta con más de 300 escuelas, 48 de ellas ubicadas en América Latina. El objetivo primordial de esta red es demostrar que todos podemos ser transformadores, y la escuela es un espacio privilegiado para vivir experiencias capaces de formar sujetos con un alto grado de sentido de la responsabilidad, y conciencia por el bienestar en el mundo.

La incorporación de las escuelas al programa se lleva a cabo mediante un riguroso proceso de análisis. Seguidamente, las escuelas son invitadas a involucrarse en una comunidad con diversos profesionales que comparten la visión basada en que todos pueden ser agentes transformadores de la sociedad. Son grupos compuestos por emprendedores sociales, periodistas, profesores universitarios, representantes del poder público y de la sociedad civil.

El enfoque pedagógico está basado en entender al niño y al joven desde una perspectiva integral del desarrollo, donde cuerpo, emoción y razón no se separan. Una propuesta imprescindible para la formación de personas libres, independientes y capaces de relacionarse y actuar sobre el mundo de manera empática. La experiencia y trayectoria de las escuelas y los demás integrantes de la comunidad, inspiran y ayudan a fomentar, difundir y ampliar la demanda social de este tipo de educación.

Un ejemplo de “Escuela Transformadora” es la Escuela Estatal Alan Pinho Tabosa, en la ciudad de Pentecostés, en Ceará (Brasil). No hay clases tradicionales como las conocemos, los estudiantes bajo orientación de los profesores se organizan en células de aprendizaje y se ayudan mutuamente para resolver problemas y alcanzar metas colectivas. De esta forma, empiezan desde adolescentes a reconocer sus propias capacidades para pensar críticamente, trabajar en equipo y generar acciones que contribuyan al bien común. Terminan viéndose a sí mismos como agentes de cambio.

Finalmente, el coste de no apoyar a las nuevas generaciones para desarrollar sus capacidades como líderes colaborativos es muy grande. En un mundo lleno de incertidumbre y cambios disruptivos, debemos asegurar que todos los jóvenes encuentren su poder como agentes de cambio. La preocupación educativa no debería centrarse en las notas de los exámenes, sino en generar oportunidades para que los jóvenes vivan experiencias que les permitan resolver algo significativo para ellos, de utilidad para otros, y a partir de sus propias ideas. Y cuando se sientan empoderados como agentes de cambio, apoyen a sus compañeros para que también consigan serlo. Definitivamente, es lo que la sociedad necesita, y actualmente, es lo que el mercado laboral busca en los perfiles que contrata.

Escuelas Transformadoras

Leyenda de la gráfica

Para saber más, accede a su espacio web:

Ashoka

¿Estás participando en algún proyecto de emprendimiento social desde la educación? ¡Comparte tu iniciativa AQUÍ!

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *