El emprendimiento social y la cuestión de la edad

El emprendimiento social es una tendencia que ha tomado fuerza en los últimos años, empresas que nacen con la finalidad de resolver una problemática que afecta a toda una sociedad. El desarrollo de una comunidad desde el emprendimiento es crucial, lo es aún más cuando esa idea de negocio es sostenible y amigable con el entorno en el que actúa.

Emprendimiento económico

Según el Informe Especial GEM sobre Emprendimiento Senior, en el emprendimiento económico el 18% de los adultos de entre 50 y 64 años y el 13% de los que tienen entre 65 y 80 años son trabajadores por cuenta propia en comparación con el 11% de los jóvenes entre 18 y 29 y el 18% de las personas de mediana edad (de 30 a 49 años). Te invitamos a participar en nuestro Termómetro, para arrojar luz sobre la cuestión de edad en el emprendimiento social.

57%
No 43%

Los resultados del Termómetro demuestran que existen opiniones muy repartidas sobre si el emprendimiento social es cuestión de edad. En una publicación de Marta Curto Grau, Cátedra “la Caixa” de Responsabilidad Social de la Empresa y Gobierno Corporativo, denominada Los emprendedores sociales: innovación al servicio del cambio social, la autora, citando al Global Enterpreneurship Monitor (GEM) deja patente que la franja de edad en la cual los individuos son más propensos a estar involucrados en un emprendimiento social es entre los 25 y los 44 años. Así pues, cuanto más cerca está una persona de su jubilación, menos probable es que esté dispuesta a iniciar un proyecto de emprendimiento social. Curiosamente, en las economías más desarrolladas (sobre todo en EE.UU. y Suiza) son los individuos de entre 18 y 24 años los más propensos a involucrarse en actividades de emprendimiento social.

Sigue profundizando...