Las habilidades para comunicarse de manera eficaz con las máquinas

El proyecto One Hundred Year Study on Artificial Intelligence (AI100), lanzado en el otoño de 2014, es una investigación a largo plazo del campo de la inteligencia artificial (AI) y sus influencias en las personas, sus comunidades y la sociedad. Un Comité Permanente de expertos analiza en cada tramo de cinco años el progreso de la IA en todos los ámbitos de la sociedad, incluido el de la educación. Visualiza los avances potenciales que se avecinan y describe los desafíos y oportunidades técnicos y sociales que estos avances generan. Contrariamente a las predicciones más futuristas para la IA, el proyecto no ha encontrado motivo para preocuparse en relación a que la IA sea una amenaza inminente para la humanidad. Pero, ¿qué va a pasar en el ámbito de la educación?, ¿debemos prepararnos?…

En este sentido, Miles Berry (profesor de educación en computación en la Universidad de Roehampton), en un artículo de Virginia Mathews en Raconteur, señala que “la IA es difícil de enseñar y las escuelas carecen de recursos relevantes o no saben cómo aplicarlos, pero para cubrir la brecha digital, debemos generar oportunidades para que nuestros jóvenes experimenten con la creación de chatbots rudimentarios, por ejemplo. Configurar un Asistente de Google, Apple o Amazon, y hacer que responda algunas de las preguntas que surgen en una lección, sería una tarea bastante simple para muchos maestros de computación, pero para ponerlos en práctica, necesitamos reflexionar mucho más sobre el papel del aprendizaje automático y menos sobre el impacto de la llegada de los robots.”

IA education

Fuente: https://www.raconteur.net/technology/ai-in-schools-students-future