Las prioridades de la Competencia Digital Docente

Es indiscutible que el dominio de la Competencia Digital por parte de los docentes es cada vez una mayor urgencia. Los jóvenes con los que trabajan, se desempeñan durante largos periodos en entornos digitales de diversa índole. Además, diferentes Organismos Internacionales como el Foro Económico Mundial, ya nos alertan sobre el aumento de la disponibilidad de Inteligencia Artificial en la sociedad de manera transversal. Coches sin conductores, hoteles sin recepciones, tiendas sin dependientes, son algunos ejemplos de servicios a los que ya nos estamos enfrentando, y en los que tendremos que interactuar con máquinas. Construir una correcta identidad digital por parte de los aprendices, será uno de los primeros pasos para desenvolverse con éxito en estos nuevos escenarios. Para conseguirlo, el dominio de la Competencia Digital será el primer paso, y el docente en esta labor juega un papel elemental.

Según el Marco de Competencia Digital Docente del Instituto Nacional de Tecnologías Educativas y de Formación del Profesorado (INTEF), son cinco los pilares que aseguran su dominio:

1. Informatización y alfabetización informacional. Esta subcompetencia tiene que ver con identificar, localizar, recuperar, almacenar, organizar y analizar la información digital, evaluando su finalidad y relevancia para las tareas docentes.

2. Comunicación y elaboración. Esta subcompetencia tiene que ver con comunicar en entornos digitales, compartir recursos a través de herramientas en línea, conectar y colaborar con otros a través de herramientas digitales, interactuar y participar en comunidades y redes.

3. Creación de contenido digital. Esta subcompetencia tiene que ver con crear y editar contenidos digitales nuevos, integrar y reelaborar conocimientos y contenidos previos, realizar producciones artísticas, contenidos multimedia y programación informática, saber aplicar los derechos de propiedad intelectual y las licencias de uso.

4. Seguridad. Esta subcompetencia tiene que ver con el dominio de la protección de información y datos personales, protección de la identidad digital, protección de los contenidos digitales, medidas de seguridad y uso responsable y seguro de la tecnología. 

5. Resolución de problemas. Esta subcompetencia tiene que ver con identificar necesidades de uso de recursos digitales, tomar decisiones informadas sobre las herramientas digitales más apropiadas según el propósito o la necesidad, resolver problemas conceptuales a través de medios digitales, usar las tecnologías de forma creativa, resolver problemas técnicos, actualizar su propia competencia y la de otros.

Informatización y alfabetización informacional 34.14%
Comunicación y elaboración 13%
Creación de contenido digital 37.44%
Seguridad 2.77%
Resolución de problemas 12.65%

Los resultados del Termómetro demuestran que existe una clara tendencia a considerar que de los pilares de la Competencia Digital Docente, las áreas Informatización y alfabetización informacional (34,14%) y Creación de contenido digital (37,44%) son las más importantes en el diseño y puesta en marcha de una propuesta de aprendizaje digital. La Comunicación y elaboración (13%) y la Resolución de problemas (12,65%) se sitúan en un segundo lugar de propiedad, mientras que la Seguridad (2,77%) no ha sido a penas considerada.

Siguiendo las recomendaciones de DigCompEdu de la Comisión Europea o el Marco Común de Competencia Digital Docente de PF, no se ha de contemplar ningún tipo de priorización, sino una recomendación de trabajo de todas las áreas de forma transversal y sistémica. Todas ellas son elementales para un dominio óptimo de esta competencia.

La cuestión que se lanza en el termómetro no tiene como objetivo identificar aquellas que se consideraran de mayor importancia, sino más bien detectar aquellas que se conciben de menor importancia para los agentes educativos. Por ello, y ateniéndonos al poco interés/urgencia despertado por el área de Seguridad, es relevante conocer el porqué de quedar relegada a un segundo plano.

Temas tan actuales de protección de dispositivos, protección de la salud, protección del entorno y protección de datos personales están siendo relegados por, posiblemente, una indefinición de los esfuerzos educativos en tales materias y por la cercanía de la pedagogía “tradicional” a temas más vinculados a las otras competencias.

Es por ello por lo que se requiere mayor refuerzo en las instituciones y agentes responsables en desarrollar los medios oportunos, materiales y humanos, así como de planificación educativa para trabajar los temas de identidad digital, seguridad, etc. y así evitar problemas de candente actualidad como la sobreexposición de información personal en Internet, o la educación práctica sobre ciberacoso, agresiones, hackeo, espionaje, extorsión, etc., temas todos ellos donde se requiere y necesita una formación actualizada para la correcta socialización (digital) de las nuevas generaciones.

Sigue profundizando...