Reto 7: El emprendimiento social desde la educación

La Fundación Ashoka, organización de referencia en el campo del emprendimiento social, señala lo siguiente en su misión: 

Queremos vivir en un mundo en el que la experiencia vital de los más pequeños les active como “agentes de cambio” (en casa, en la escuela, en su barrio o pueblo, etc.) Un mundo en el que cada joven aprenda y practique las habilidades necesarias para generar cambios positivos en su entorno. Un lugar en el que cada persona sepa que puede hacer que el mundo cambie a mejor… y lo haga.

Las experiencias educativas que conectan al aprendiz con el entorno en el que vive, fueron reivindicadas con los movimientos de Pedagogía Progresista, teniendo como máximo referente a John Dewey y su enfoque pedagógico basado en la acción y la experimentación centrada en la resolución de problemas reales del entorno del alumno. En este sentido, Kliksberg reconoce a la educación como la clave del siglo XXI, destacando que en un mundo con 1.100 millones de personas sin agua potable, 1.700 millones con hambre y un 20 % de los jóvenes fuera del mercado del trabajo, la única estrategia de resolución posible es la educación. 

Emprendimiento social

El emprendimiento social desde la educación se convierte en un planteamiento que además de contemplar pedagogías que ofrecen el papel protagonista de la secuencia educativa al alumno, impacta en el desarrollo de una sociedad resolviendo problemáticas sociales reales. Pues este tipo de emprendimiento hace referencia a la resolución de un problema que el emprendedor social conoce, está comprometido con él, y comienza su empresa buscando darle solución​.

En entornos de especial dificultad, propuestas de este tipo asumen aún más importancia si cabe, por la imperante necesidad de contar con el talento joven para el impulso social de diferentes sectores que se encuentran en vías de desarrollo dentro de la región. El emprendimiento social en educación enfocado a contextos de vulnerabilidad, ofrece alternativas o complementos al sistema educativo formal. Su objetivo primordial es preparar a las nuevas generaciones desde una conciencia social que les convierta en agentes activos dentro de sus comunidades.